FAQs ¿Qué es el Gres Porcelánico?

noviembre 18, 2019
Persa Natural by Venis
Svan Bathroom by Venis
Svan by Venis
Urban Natural by Venis

El gres porcelánico es una baldosa de pasta compacta y dura que se consigue prensando en seco diferentes sustancias como arcilla, feldespato, arena, gravilla o minerales. Todo ello son materias puras que dan como resultado una cerámica con porosidad casi inexistente. Esto significa que este tipo de material para pavimento tiene un bajo nivel de absorción de agua.

Además, tiene una alta resistencia mecánica por lo que es un producto muy adecuado para grandes superficies con alto tránsito.

Cabe destacar que el gres porcelánico se puede fabricar en formato grande y espesores muy finos.

Diferencias entre un Gres Normal y un Gres Porcelánico

Tanto el gres normal como el gres porcelánico son dos materiales comunes que se utilizan en el sector de la construcción. A golpe de vista puede ser complicado distinguirlos, sin embargo, hay algunas diferencias sustanciales entre ambos. En primer lugar, destacan sus propiedades ya que el gres porcelánico está compuesto por una arcilla más compacta y purificada por lo que tiene una absorción de agua más baja. 

Esto significa que es un material más adecuado para fachadas (ventiladas y pegadas) o exteriores ya que soportará mejor las condiciones climatológicas adversas como las lluvias, humedad o las altas temperaturas y, por consiguiente, será un mejor aislante. 

Por su composición, el gres porcelánico también está destinado a zonas con alto tránsito como centros comerciales, hospitales, hoteles… pues el paso del tiempo no afectará a su imagen ni a su calidad. 

Por el contrario, el gres normal es recomendable utilizarlo en interiores. 

En segundo lugar, hay que tener en cuenta que el gres porcelánico puede imitar otros materiales como la madera, el cemento o el mármol ya que está fabricado a una sola cocción.  

Colores y teexturas del gres

Otra de las diferencias principales es que el gres porcelánico permite imitar cualquier material natural. En Venis producimos materiales en acabado marmóreo, pétreo, óxido y metalizado, con apariencia cementosa o una imagen de madera. 

Para ello, nos inspiramos en la naturaleza, en los recursos naturales que existen y los plasmamos en la cerámica. Trabajamos con el brillo, el relieve, granulado, veteado… Todas aquellas características que nos recuerdan al material originario para conseguir la exactitud y excelencia. 

La última tecnología nos permite también fusionar diferentes materiales. En alguna colección se ha conseguido plasmar la apariencia del cemento, el granulado de la piedra y el veteado del mármol en una misma pieza. 

Dependiendo de los materiales que se utilicen en el proceso de producción, la textura variará. Por ejemplo, en el caso del gres porcelánico con acabado mármol es mucho más sedoso al tacto que el inspirado en piedra. 

Respecto a los colores, el gres porcelánico tiene la ventaja de poder ofrecerse en diferentes tonalidades que van desde los negros, hasta los beiges pasando por colores como rojizos o grises. 

Infinitas combinaciones y posibilidades que permiten adaptarse a cualquier estilo decorativo.

Juntas de separación o colocación

Las juntas de colocación son un elemento esencial para la calidad final, la durabilidad y el buen comportamiento del sistema cerámico. En primer lugar, absorberán los movimientos (dilatación y contracción) que se pueden producir en un terreno o edificio, evitando así que la pieza de gres porcelánico se rompa. 

En segundo lugar, absorberán los golpes que se puedan producir cuando se nos cae un plato en la cocina, un l

Además, las juntas también tienen una finalidad estética. Existen juntas más anchas, estrechas… Dependiendo del espacio se recomiendan unas dimensiones u otras. Por ejemplo, en patios o terrazas es más común colocar una junta ancha. Para estancias de interior más habituales como el dormitorio o aseo es aconsejable que dicha junta sea más fina para evitar centrar la atención. 

En los catálogos de Venis se indica la junta que recomienda Butech. 

Formatos y tamaños

La tendencia en cuanto a formatos se refiere está cambiando. Hasta el momento los profesionales y particulares apostaban por tamaños más pequeños como por ejemplo 44.3 cm x 44.3 cm, pero en la actualidad buscan piezas más grandes hasta llegar incluso a 100 cm x 100 cm.

Por sus dimensiones, el gran formato está destinado a espacios en los que se quiere conseguir una continuidad óptica y potenciar su amplitud. Por ejemplo, es muy recomendable para grandes superficies como lugares urbanos (estación de metro o aeropuerto, entre otros), museos, restaurantes… 

Cabe destacar que una misma colección puede tener diferentes formatos. En este sentido destaca la serie Newport de Venis ya que disponen de hasta cuatro tamaños diferentes con el objetivo de poder adaptarse a todos los proyectos. 

Actualmente, Venis fabrica gres porcelánico en los siguientes tamaños: 

  • 100 cm x 100 cm 
  • 80 cm x 80 cm 
  • 59.6 cm x 59.6 cm 
  • 59.6 cm x 120 cm
  • 58.6 cm x 58.6 cm
  • 44.3 cm x 44.3 cm 
  • 40 cm x 80 cm
  • 44 cm x 66 cm 

Mantenimiento del gres

LIMPIEZA DE GRANDES SUPERFICIES

Para grandes superficies se recomienda el empleo de máquinas industriales de limpieza con agua caliente. Nunca emplear ceras ni jabones aceitosos o coloreados ya que hacen que el material pierda sus características de antideslizamiento y que en los pulidos puede producir un efecto de empañado. 

LIMPIEZA DE POLVO Y SUCIEDAD EN GENERAL 

Respecto a la limpieza del polvo ambiental o restos de suciedad del agua de lavado que puedan existir sobre la superficie cerámica, es aconsejable usar una mopa seca sin aditivos cerosos, ya que éstos pueden enmascarar la belleza del material cerámico.

En el caso de la limpieza de suciedad en general, es recomendable aspirar o barrer la superficie y posteriormente fregar con una disolución de lavado, utilizando un limpiador neutro en la dosis de uso recomendada por el fabricante.

LIMPIEZA DE ACEITES Y GRASAS

Hoy en día se comercializan diversos productos especiales para la limpieza de restos de grasas y aceites, como son los detergentes alcalinos o desengrasantes (quita-grasas). Si son restos ligeros, mediante el empleo de una disolución amoniacal pueden eliminarlos con facilidad.

En cambio, si los restos son persistentes se debe recurrir a productos de limpieza adecuados. En el mercado existe una amplia gama de limpiadores o “friega-suelos” con una formulación determinada para eliminar este tipo de suciedad. También se pueden utilizar productos desengrasantes comerciales, los cuales tienen un mayor poder de limpieza.

LIMPIEZA DE MANCHAS ESPECÍFICAS 

Ocasionalmente, en la superficie de los recubrimientos pueden existir restos diversos, al derramarse o entrar en contacto con determinadas sustancias (café, pinturas…). Algunos productos pueden no ser eliminados mediante las operaciones usuales de limpieza y debe recurrirse a procedimientos específicos, en función de su naturaleza.

Es muy importante el tiempo que permanece la sustancia sobre la superficie de la baldosa, por lo que es recomendable limpiar la zona lo antes posible; de este modo evitará que se seque y se limpiará con mayor facilidad.

Usos del gres porcelánico

El gres porcelánico puede utilizarse en cualquier estancia interior de una vivienda. Desde un baño hasta un dormitorio pasando por la cocina o el salón ya que no requiere de un tratamiento especial. Si se quiere dar continuidad a la casa, también se puede instalar en el exterior gracias a su bajo nivel de absorción de agua y en piscinas por el sistema antideslizante (Clase 3) disponible en algunas colecciones. 

En este sentido, destaca su uso en fachadas puesto que soporta condiciones climatológicas adversas como la lluvia. 

Además, el gres porcelánico también es adecuado para grandes superficies o espacios con alto tránsito. 

Trinquet de Pelayo

Colocación del gres porcelánico – Instrucciones 

  1. La colocación de cerámica requiere de personal cualificado, con experiencia demostrada y herramientas y útiles adecuados: llanas dentadas, crucetas, mazas de goma, ventosas para la colocación y llanas de goma, esponjas y cubetas para el rejuntado. Revisar previamente la información contenida en los embalajes y respetar escrupulosamente las recomendaciones del fabricante.
  2. Comprobar que el soporte que se va a revestir sea estable y el fondo de colocación adecuado para la colocación de cerámica: superficie con textura rugosa no disgregable, perfectamente nivelada y sin defectos de planitud. Se recomienda la impermeabilización de ambientes húmedos.
  3. La superficie a revestir debe estar totalmente limpia de polvo o cualquier otra sustancia que pueda perjudicar la adhesión de las baldosas. Para colocaciones específicas (sistemas de calefacción radiante, fachadas con anclajes mecánicos, cerámica en techos ó resolución de parámetros particulares de proyecto) solicitar información concreta adicional para cada situación. 
  4. La iluminación del lugar de trabajo ha de ser lo suficientemente intensa como para detectar con facilidad cualquier defecto de colocación, especialmente “cejas” entre baldosas. Se recomienda trabajar con focos eléctricos y una iluminación superior a la de uso.
  5. Elegir el tipo de adhesivo en función del ambiente y baldosa a revestir. La elección de la baldosa y del adhesivo son críticos en el comportamiento posterior del conjunto. Los factores a tener en cuenta son: tipo de material cerámico, formato de la baldosa, soporte de colocación y destino de uso (tráfico al que va ser sometido, requisitos de seguridad frente a caídas, …). En los catálogos de VENIS encontrará referencias para el ámbito de uso y la resistencia al deslizamiento, así como del adhesivo Butech recomendado para cada modelo.
  6. El único sistema de colocación recomendado es la colocación en capa fina y llana dentada. En baldosas con formato superior a 1.000 cm2 (33×33 cm), se recomienda la técnica de doble encolado, con aplicación del adhesivo tanto sobre el soporte como en el dorso de la baldosa cerámica.
  7. Todas las baldosas cerámicas y en especial las rectificadas, deben manipularse con el máximo cuidado, para evitar su rayado, despuntado o desconchado. 
  8. Las juntas de colocación serán de al menos 1 mm en colocaciones interiores y 5 mm en pavimentos exteriores. En colocaciones a junta trabada, realizar la colocación a ¾ de pieza. Se recomienda el uso de crucetas autonivelantes**.

**Antes de utilizar el sistema de crucetas autonivelantes, realizar una prueba previa con el tipo de pavimento a colocar y comprobar que durante el proceso de rotura del separador no se daña la baldosa.

  1. Respetar las recomendaciones del fabricante en la preparación y utilización de los adhesivos. No aplicar el adhesivo en un espesor final superior al indicado en el saco, comprobar la capacidad humectante del adhesivo y presionar la cerámica sobre el material de agarre mediante un movimiento de vaivén. Distribuir el adhesivo de forma homogénea bajo la baldosa. Espesores diferentes pueden producir defectos tipo “ceja” por retracción diferencial del material de agarre. Cuando deba continuarse una colocación a partir de una cerámica ya colocada, estimar la posible retracción y tomar un nivel que la compense.
  1. Las juntas perimetrales estarán presentes en esquinas, cambios de plano del pavimento y cambios de material. Se recomienda cubrir con el zócalo o la propia baldosa y sellar con una masilla elástica. Anchura mínima de la junta: 8 mm.
  2. Respetar las juntas estructurales. Realizar las juntas de movimiento según las indicaciones del técnico de la obra. En general, no diseñar áreas superiores a 50-70 m2 en interiores y la mitad en exteriores.

   Anchura mínima de la junta: 8 mm.

  1. Revisar la calidad del trabajo realizado antes de que el material de agarre complete su tiempo de ajuste y corregir los defectos mediante el uso de ventosas y mazos de goma. 
  2. Antes de proceder al rejuntado, revisar que el material de agarre haya endurecido. Retirar los restos de crucetas, limpiar las juntas de colocación en toda su longitud, anchura y profundidad y finalmente, comprobar que no quede humedad en el interior de la junta.
  3. El relleno de juntas se debe realizar cuando las baldosas se encuentren perfectamente adheridas al soporte
  4. Respetar las recomendaciones del fabricante en la preparación y utilización de los materiales de junta. Comprobar que el material y herramienta elegida no dañan la superficie de la cerámica. El material de rejuntado se aplicará con llana de goma.
  5. Esperar a que el material de juntas empiece a secar y limpiar con una esponja humedecida en agua limpia. No dejar que el material de juntas endurezca sobre la cerámica. No empapar la junta con exceso de agua.
  6. Proteger el pavimento contra cargas prematuras, otros trabajos de obra y condiciones climáticas adversas. Se recomienda cubrir los pavimentos con láminas o pa-neles que eviten la acumulación de suciedad y protejan del rayado, la abrasión y golpes.
  7. En la limpieza de obra, utilizar productos compatibles con la resistencia química de las baldosas. Evitar el uso de detergentes sólidos con partículas abrasivas.

 

Venis

Venis surge desde la experiencia de Porcelanosa como fabricante cerámico. Por ello, desde el principio, se convierte en una empresa referente a nivel mundial en la fabricación de azulejos, gres y porcelánico.

Contacto

Apartado postal (P.O Box): 190 12540 Vila-real, Castellón, España.

Suscríbete

Venis

Venis surge desde la experiencia de Porcelanosa como fabricante cerámico. Por ello, desde el principio, se convierte en una empresa referente a nivel mundial en la fabricación de azulejos, gres y porcelánico.

Suscríbete a nuestra newsletter

Contacta

Apartado postal (P.O Box): 190 12540 Vila-real, Castellón, España.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies